GRAN CANARIA: LA ISLA DE LOS CUATRO ELEMENTOS

Gran Canaria es la más completa de las Islas Canarias. Como el resto de islas comparte una temperatura similar al verano todo el año, pero además reúne los cuatro elementos, agua, fuego, tierra y aire para que sea una auténtica belleza visitarla.

Fuego
Lo encontramos en el carácter volcánico de la isla, en la calidez del clima del pueblo canario y en los tonos naranjas y amarillos que caracterizan una multitud de paisajes como las Dunas de Maspalomas. Gran Canaria esconde en su interior la Caldera de Bandama, erupciones volcánicas ocurridas hace siglos formaron este capricho de la naturaleza en donde el silencio es el protagonista.

Aire
El aire se manifiesta a través de los vientos alisios. Estos vientos generan un clima de ensueño y son cómplices de los fanáticos del surf, windsurf y demás deportes condicionados por el viento. Otro deporte destacado al aire libre es el golf, debido a la popularidad que tienen los campos de la zona de Meloneras.

Tierra
Presente en las raíces de Gran Canaria. Un ejemplo es el Barranco Hondo, uno de los senderos más espectaculares de la isla con un paisaje semiárido único. Allí se crean cambios extremos, con la lluvia se crean pozas donde poder bañarse y en sequía no veremos ni una gota. Además, veremos tierra en todos los sitios posibles, en la arena de sus playas, en los pies de los volcanes y en las profundidades de su vegetación.

Agua
Como cualquier isla la protagonista es el agua y podemos encontrar increíbles playas a su alrededor, barcos que navegan por el faro de Maspalomas y los 236 kilómetros de costa que rodean esta isla.