El único destino del mundo donde puedes rascar, abrazar y besar ballenas grises en libertad

0
4

Los amantes de la fauna marina encuentran en el estado mexicano de la Baja California Sur uno de esos lugares exclusivos de la naturaleza donde poder alimentar sus pasiones. Y es que, entre otras cosas, se trata del único destino del mundo donde se pueden rascar, abrazar e incluso besar ballenas grises en libertad.

Sucede puntualmente cada año entre los meses de enero a abril en las costas del México más desconocido, alejado de núcleos turísticos como Cancún o Playa del Carmen. Las grandes ballenas grises –que pueden medir 15 metros de longitud y pesar hasta 30 toneladas- viajan miles de kilómetros desde el Pacífico Norte hasta las cálidas bahías protegidas de Baja California Sur para aparearse y dar a luz.

Es en esos meses cuando esta especie, la que más distancias de ida y vuelta migra, deja verse con sus crías antes de regresar a los mares del norte, acercándose curiosamente a las embarcaciones que merodean la zona. Su comportamiento juguetón y sociable -sobre todo por parte de las más juveniles- sorprende a biólogos y turistas y permite contemplar de cerca a este gigante del océano en libertad, convirtiéndolo en una experiencia única.

Al contrario que otras especies que se muestran esquivas y huidizas en su hábitat, son las propias ballenas grises las que acuden de manera extraordinaria a rascarse con los cascos de los barcos y a socializar con los allí presentes, que pueden aprovechar para tocarlas, abrazarlas e incluso besarlas. Sin embargo, no son los únicos animales extrovertidos que se encuentran en la zona, pues leones marinos –popularmente conocidos como «perros con aletas»- también sorprenden por su carácter próximo y travieso.

Experiencias inmersivas en libertad

Las cálidas aguas de este estado mexicano permiten disfrutar así de la vida salvaje y de escenas propias de los mejores documentales como el paso de orcas y ballenas jorobadas o las que dejan leones marinos o marlines alimentándose entre los bancos de sardinas.

Y son precisamente estas escenas la razón de ser de empresas como México Travel Adventure que, fundada hace apenas dos años por un grupo de apasionados de la naturaleza, busca acercar a todos los públicos a través de experiencias inmersivas el comportamiento en libertad de estos animales, así como la riqueza del medio ambiente con el objetivo de divulgar la necesidad de su conservación.

Según Guillermo García, español y cofundador de México Travel Adventure «solo cuando ves cómo se comportan e interactúan en libertad animales como los leones marinos entiendes lo trágico que es tenerlos encerrados y trabajando en los míticos shows de zoos y negocios parecidos. Nosotros buscamos acabar con algo que nos parece cruel y de otro siglo, preservando la conservación del medio ambiente por encima de todo. Nuestros guías son biólogos que orientan cada ruta para disfrutar de algo mucho más mágico como es la vida salvaje».

PARA MÁS INFORMACIÓN:
www.mexicotraveladventure.com