RUTA POR LOS CAÑONES DEL TURIA Y LOS PUENTES COLGANTES DE CHULILLA

Esta ruta nos lleva a disfrutar de uno de los paisajes más espectaculares del interior de la provincia de Valencia, la que transcurre por los cañones del Turia y los puentes colgantes de Chulilla.

Se trata de una ruta sencilla, para todos los públicos, al menos quienes no tengan problema en asomarse a los puentes colgantes, ya que uno de los mayores alicientes es atravesar estas estructuras sobre el río Turia.

Para iniciar nuestra ruta nos trasladamos a la localidad valenciana de Chulilla, un pintoresco pueblo desde el que parte el precioso recorrido por los cañones del Turia pasando por dos curiosos puentes colgantes sobre el río.

Junto al río Turia, la erosión del caudal con el paso de los siglos ha creado una hoz y el Salto de Chulilla, un cañón de 160 metros de profundidad y 10 metros de anchura por el que nos movemos entre pinares, junto a zonas de escalada y muchos lugares ideales para descansar.

El cañón tiene una longitud aproximada de unos cuatro kilómetros (llega hasta la presa del embalse de Loriguilla) y es uno de los parajes más bonitos y a la vez menos conocido de la Comunidad Valenciana. Esta excursión se conoce como la Ruta de los Pantaneros y Embalse de Loriguilla y se realiza por el sendero SL-77.

Dejamos atrás el pueblo aupado en la montaña y enmarcado en lo alto por la muralla para empezar la ruta y muy pronto asomarnos al mirador de la Carrucha sobre el Turia, desde una altura de 200 metros. Abajo, el Charco Azul es el lugar idóneo para quienes quieren practicar la pesca o darse un baño en el río.

La ruta senderista es apta para toda la familia (Chulilla está reconocida como “Municipio turístico familiar”), se disfruta de la visión de los cortados labrados por la fuerza del río en el terreno, un paisaje espectacular que es el mayor valor de este recorrido.

La ruta por los cañones del Turia y los puentes colgantes de Chulilla nos deja estampas inolvidables y además alrededor de la localidad hay otras opciones, un total de 60 kilómetros de sendas para descubrir estos paisajes del interior de la provincia de Valencia.