Ruta de los Monasterios de León, un viaje a través del arte

El rico patrimonio histórico de la Provincia de León, queda plasmado en esta Ruta de los Monasterios, que discurre por las riberas de los ríos Esla y Porma. En este recorrido el visitante puede conocer un verdadero tesoro para los amantes de la arquitectura y el arte: el paso del tiempo se siente sobre sus piedras, el eco de la historia aún retumba en su interior. Algunos son verdaderas joyas entre los monasterios cistercienses españoles.

Podemos comenzar esta ruta con la visita a la Iglesia de la Asunción, situada en Villarmún, es un transición de lo mozárabe al románico. En su interior, imprescindible conocer su magnífico retablo barroco dedicado a la Asunción. No muy lejos de allí, esencial pararnos en las ruinas del Monasterio benedictino de San Pedro de Eslonza, fundado en el año 912 y siendo, entonces, el segundo monasterio más importante de León.

El siguiente destino lo encontramos en San Miguel de Escalada, donde sobresale el espectacular Monasterio de San Miguel de Escalada, de estilo mozárabe, fundado en el siglo X. Actualmente se conserva la iglesia, de planta basilical con tres naves, separadas por columnas que sostienen arcos de herradura y los fustes de mármol. El elemento más sobresaliente es su bello pórtico con doce arcos de herradura. Continuamos la ruta hasta Gradefes donde se podrá conocer el Monasterio de Santa María de Gradefes, fudando en el siglo XII para las monjas cistercienses provenientes del monasterio navarro de Tulebras. La iglesia del monasterio fue declarada Monumento Histórico-Artístico en el año 1924; y en 1985 todo el conjunto se declaró Monumento de Interés Cultural.

Por su parte, el Monasterio de Santa María de Sandoval es la joya de la corona del Patrimonio del Municipio de Mansilla Mayor teniendo la categoría de Bien de Interés Cultural y de monumento vinculado al Camino de Santiago desde 1931. Después de recibir numerosas donaciones y ser poseedor de amplios territorios, entró en decadencia en el siglo XV. En 1592 y 1615 fue pasto de las llamas, razón por la que hubo de reedificarse. La permanencia de los monjes se mantuvo hasta 1835, fecha en la que se produjo el exclaustrado con la desamortización de Mendizábal.

Continuamos la ruta hacia León en donde entre la variada riqueza monumental que atesora, nos decantamos por visitar la Catedral gótica de Santa María, una de las joyas de la ciudad. De su interior, sorprende la inmensa luminosidad que dan los cientos de vidrieras que decoran las paredes, con diferentes tonalidades, dependiendo de la hora del día, estando consideradas de las mejores de Europa. También en su interior es de destacar el bello coro con su sillería, uno de los más antiguos de España y su magnífico retablo mayor.

Son muchos los lugares que podemos visitar en esta ruta, además de otros como la Iglesia de Cubillas de Rueda, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Cifuentes de Rueda o la Casa linaje Llamazares en San Bartolomé de Rueda. Durante toda esta visita, una alegoría al arte y a la historia, nada mejor que continuar disfrutando del maravilloso paisaje leonés, donde deleitarnos de las mejores rutas de senderismo aprovechando, en cada unas de sus zonas rurales, para probar y conocer la magnífica gastronomía local.

Y es que León es un viaje único.

Más información: www.turismoleon.com