Puerto Antilla Grand Hotel, un lujo para este verano

Islantilla es uno de los destinos perfectos para combinar el descanso que ofrecen sus playas con una variada actividad deportiva. Desde deportes náuticos como el windsurf, el kitesurf o la vela, hasta los tradicionales baloncesto, fútbol, aeróbic o golf; pasando los clásicos de las playas como el vóley o el tenis playa. Puerto Antilla Grand Hotel, un paradisíaco hotel de cuatro estrellas, se posicionan como el lugar idóneo para descansar, para disfrutar de un entorno único y de todas las actividades que nos ofrece un destino que combina gustos y colores.

Los que opten por las actividades náuticas pueden elegir entre varias opciones. Una de ellas es la de iniciarse en la vela capitaneando un catamarán; la Escuela Española de Vela permite realizar prácticas en sus Hobie Cat 15, especialmente diseñados como barcos escuela. Quienes quieren sentir más de cerca el mar pueden probar el windsurf y tratar de mantener el equilibrio surcando las olas siempre pendientes de mantener el mástil recto y la vela “cazando” viento para avanzar. Velocidad, habilidad y adrenalina se unen en el kitesurf, una actividad en la que el surfista se desliza con una tabla sobre el agua gracias a la fuerza del viento, arrastra al deportista, quien guía su propio recorrido gracias a una barra de dirección. Más tranquilidad se puede disfrutar en el paddle surf, deporte en el que quien lo practica ha de mantenerse en equilibrio sobre la tabla e impulsarse con el remo para realizar travesías por el mar para despejar la mente. La Costa de la Luz también tiene deportes y actividades destinados a aquellos que prefieren ejercitarse y disfrutar sobre suelo firme. Aprovechando la arena de las playas, los viajeros barajan opciones como el vóley por parejas o en equipo o el tenis playa.

Puerto Antilla Grand Hotel, el descanso adecuado

Entre dunas móviles, vegetación salvaje, la presencia del mar y delimitada por un arenal de casi un kilómetro y medio, Islantilla es la primera playa del litoral onubense en recibir la “Q” de Calidad Turística. Justo allí, en ese impactante entorno natural, se erige Puerto Antilla Grand Hotel, uno de los alojamientos más complejos de la zona, ideal para disfrutar del mejor descanso y del sinfín de actividades que ofrece el destino.

El resort cuenta con 400 habitaciones -que van desde sus 106 impresionantes suites a coquetas dobles abuhardillas- y ofrece todos los ingredientes necesarios para unos días de descanso perfectos.

Con un diseño de estilo colonial andaluz, Puerto Antilla Grand Hotel para el descanso y el entretenimiento, a partes iguales. Con cuatro piscinas exteriores -una de ellas para niños- y dos pistas de pádel, la diversión está garantizada, pero también el relax en espacios como el Prestige Club Sport Wellness Spa, de 1.000m2, que cuenta con un circuito de aguas terapéutico, piscina climatizada, jacuzzi, sauna finlandesa, baño turco, ducha de cubo, ducha nebulizada, ducha corporal, ducha de aromaterapia, entre otras.

Otro de los aspectos que hacen destacar al resort es su extraordinaria oferta culinaria. Siempre con el mar de fondo, en Puerto Antilla Grand Hotel se puede disfrutar de una variadísima propuesta gastronómica que mejora aún más, si cabe, la estancia en este alojamiento. El restaurante buffet “Los Porches”, con una terraza donde poder comer al aire libre en la época estival, cuenta con una cocina a la vista (showcooking) y una atractiva carta de comida internacional. Por su parte, y rodeado de impresionantes jardines con palmeras y exuberante vegetación en la zona de piscinas, “El Mirador de Puerto Antilla” propone una serie de productos basados en la gastronomía de la provincia de Huelva. Como colofón a la velada o comida perfecta, la relajante y acogedora atmósfera del Bar Golf, unida a su amplia carta de bebidas nacionales e internacionales y coctelería en directo, hace de este el lugar ideal para relajarse.

Más información: http://www.puertoantilla.com