Con alrededor de 300 días de sol al año y una temperatura media de 20ºC, Islantilla cuenta con un claro protagonista: una magnífica playa de fina arena dorada junto a un balcón de pinares que se asoma al Atlántico.

Completamente accesible y delimitada por un amplio paseo marítimo, por su calidad ambiental y el uso sostenible de su entorno luce hoy una de las tres únicas Banderas Azules de la provincia.

Entre el mar y la luz, este destino ofrece un sinfín de posibilidades de ocio, donde destacan especialmente los deportes náuticos. Del kayak al windsurf, pasando por catamarán, paddle surf o kitesurf, es un paraíso para los amantes del turismo activo pero también natural, fruto de la excelente conservación de sus espacios, que se constituyen como autenticas joyas medioambientales. Una de ellas es el Parque Nacional de Doñana, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que con más de 100.000 hectáreas es la mayor reserva ecológica de Europa. En una tierra dominada por la naturaleza, otros espacios imprescindibles son las Marismas de Isla Cristina, la Flecha del Rompido o las Peñas de Aroche.

En este idílico marco donde la cultura y el deporte ocupan un lugar preeminente, Puerto Antilla Grand Hotel emerge como un oasis extendiéndose sobre la primera franja del litoral de Huelva en recibir la ‘Q’ de Calidad Turística. Indudablemente uno de los alojamientos más completos de la zona y entre los mejores hoteles españoles para viajar con niños, el resort ha renovado recientemente su Certificado de Excelencia de TripAdvisor, que lo convierte en miembro del prestigioso Salón de la Fama (Hall of Fame) de la plataforma. Rodeado por una exuberante vegetación que reina en sus alrededores y pasillos interiores, posee un cálido estilo colonial andaluz. Sus puertas dan la bienvenida al viajero a un auténtico remanso de paz donde no falta el ocio y el entretenimiento a raudales. Con dos pistas de pádel y cuatro piscinas exteriores –una de ellas para niños–, la diversión está garantizada pero también el relax en espacios como el Prestige Club Sport Wellness & Spa, de 1.000 m2, que cuenta con un circuito de aguas terapéutico, así como piscina climatizada y sauna finlandesa, entre otros servicios.

Cabe destacar la exquisita oferta culinaria del complejo, que se puede disfrutar en dos espacios: por un lado, en la magnífica terraza del restaurante buffet ‘Los Porches’, idóneo para comer al aire libre, con productos basados en la gastronomía internacional y una cocina a la vista; por otro, en el restaurante a la carta ‘El Mirador de Puerto Antilla’, un Grill & Bar con piscina que hará las delicias de aquellos que deseen disfrutar del sabor del choco en algunas de sus mejores versiones, las coquinas, la gamba blanca o las fresas, tan populares en la zona. Además, esta extraordinaria cocina se complementa con la relajante y acogedora atmósfera del Bar Golf que, gracias a su amplia carta de bebidas nacionales e internacionales y coctelería en directo, se convierte en el lugar ideal poner la guinda a una velada o comida de diez.

En definitiva, Puerto Antilla Grand Hotel es la alternativa perfecta para una estancia inolvidable en este entorno único de la Costa de la Luz. Un rincón en el que sus huéspedes podrán disfrutar de inolvidables paseos por las dunas, rutas a caballo, la navegación o el mejor deporte de precisión en el Club de Golf de Islantilla, a tan solo unos 600 metros del complejo. No lejos de allí, el Monasterio de La Rábida o la aldea de El Rocío, símbolo de la devoción y la tradición de las fiestas y romerías de Huelva, son también de visita imprescindible.

PARA MÁS INFORMACIÓN: