Observar el espectáculo de la mariposa que reina en México

La magia de Michoacán no solo se encuentra en sus pueblos, sino también en sus bosques. Allí habitan, hasta finales de marzo, las Mariposas Monarca. Cientos de colonias han pasado el invierno en los troncos de sus bosques reponiendo fuerzas para volver a las regiones del norte de EE.UU. y Canadá. Ahora comienzan a desperezarse con las primeras brisas de la primavera y sus alas revolotean por las zonas bajas en busca de agua y néctar. Perderse en las montañas durante estos momentos es algo único e irrepetible que solo se vive en el estado de Michoacán, el cual dispone de tres «Santuarios» donde poder ver a las «Monarca» en toda su plenitud.

Estos Santuarios reciben hasta finales de marzo a los curiosos que deseen ser testigos de este espectáculo natural en su viaje al estado mejicano.

El Santuario de Senguio

Es uno de los menos conocidos, se encuentra en la «Sierra Chincua». El cambio hasta la mariposa se puede realizar a pie, en caballo o incluso en coche. El recinto está preparado con cabañas y zonas de acampada para poder pasar varias noches.

El Santuario Sierra Chincua

Es el segundo punto más visitado, se encuentra en el corazón de la Reserva de la Biósfera de la «Mariposa Monarca». El santuario cuenta con un centro de interpretación, donde el visitante puede conocer todo sobre este animal y realizar numerosas actividades en naturaleza como: tirolinas, puentes colgantes o escalada.

El Santuario de El Rosario

Es el santuario más grande y más visitado de Michoacán. Está a pocos kilómetros del pueblo mágico de Angangueo, una localidad minera con un conjunto arquitectónico impresionante, de grandes iglesias, pequeñas casas rurales rodeado de puro manto verde natural.

Más información: http://www.michoacan.travel/es/