Valle de Aosta, Italia
Un pequeño país perdido entre cumbres de más de 4.000 metros. Se sitúa en los Alpes occidentales donde se encuentran las montañas más altas de Europa: el Gran Paraíso (4.061 m), el Mont Blanc (4.810 m), el Cervino (4.478 m) y el Monte Rosa (4.638 m). Su mágico paisaje, que limita con los países vecinos: Francia y Suiza, es típicamente alpino: campos cultivados a los pies de un valle, glaciares, lagos, etc. Toda la familia podrá disfrutar de sus estaciones de esquí y sus paisajes únicos.

El municipio de Cervinia se encuentra en un valle rodeado por altas montañas cubiertas de glaciares.

Además, desde Aosta se pueden programar excursiones a Courmayeur, Cervinia, Pila o Gressoney la Trinité. Sin olvidar el puerto del Gran San Bernardo donde los más pequeños se emocionarán al pasear perros San Bernardo a orillas del precioso lago que rodea uno de los puertos de montaña con más historia de los Alpes. El paisaje de este puerto es admirable, gracias en parte al lago que hay junto al hospicio. Eso, unido a la panorámica alpina, que hace que sea uno de los puertos más espectaculares de Europa.

Helsinki, Finlandia
El aire puro y limpio, los bosques de película, los mil lagos o el mar helado hacen de Helsinki el destino ideal para viajar en familia. Muchas familias de Helsinki, cada fin de semana, cogen el metro para ir de excursión.

Darse un baño a orillas del mar Báltico es posible en las piscinas Allas en medio del puerto de Helsinki.

Helsinki es una ciudad hermosa para descubrir en cualquier época del año, con un clima más agradable entre marzo y septiembre. El verano en Finlandia es un momento espectacular, para aquellos que se aventuren al norte del Círculo Polar Ártico, el sol no se oculta durante un par de meses, mientras que más al sur, el sol puede ser visible durante casi 24 horas al día, durante junio y julio. Descubre este fenómeno, conocido como el Sol de Medianoche, causado por la inclinación del eje de la Tierra con relación a su órbita alrededor del Sol. Desde Helsinki parte el Santa Clauss Express, uno de los trenes nocturnos más entrañables del norte de Europa, que conduce a Rovaniemi, la casa de Papá Noel. En la región finlandesa de Laponia, podréis ver la casa y oficina de correos de Papá Noel, pinos altísimos y las increíbles auroras boreales que empiezan a verse a finales de agosto. El destino perfecto para que los pequeños, y no tan pequeños, disfruten de este increíble país.

El río Sarapiquí ofrece una
amplia variedad de actividades.

Costa Rica, América Central
Capital del ecoturismo de aventura de América Central, Costa Rica es una joya y el mejor destino familiar de toda Latinoamérica, donde los niños podrán disfrutar de las distintas aventuras al aire libre que este precioso país ofrece. Excursiones por la selva, ver un volcán de cerca, nadar con los peces, cruzar una pasarela a lo largo de una caldera volcánica del Parque Nacional Volcán Póas, realizar excursiones entre las copas de los árboles por puentes colgantes, plataformas y tirolinas, o adentrarse por tren en la Reserva Bosque Nuboso Monteverde. Los ríos de aguas bravas y sus buenas olas ofrecen un paisaje idóneo para surfear o remar tranquilamente en kayak entre los manglares. El sinfín de aventuras que ofrece abarca opciones con niveles de dificultad aptos para niños.
Este país es perfecto para viajar en familia, es segura y amable. Pocos países en el mundo hacen safaris aptos para familias por los bosques tropicales del río Sarapiquí o el Pejibaye.

Ámsterdam, Países Bajos
Holanda es un auténtico destino familiar. Los holandeses integran la naturaleza y el medio ambiente en su vida cotidiana. Museos, granjas, bibliotecas, parques infantiles, lagos, paseos en bici, hasta una pista de esquí indoor que sorprenderá a los niños debido a su espectacularidad, y a la posibilidad de esquiar en verano en un país llano.

Vondelpark es el parque más famoso de Ámsterdam, recibe unos 10 mill. de visitantes al año y, es uno de los preferidos por los padres con niños pequeños.

Viaja con la familia al completo. Ámsterdam es una ciudad que relacionamos con libertad, por eso os sentiréis libres de moveros con vuestra mascota, así como en tema de alojamientos y museos. Los perros pueden moverse por Ámsterdam de muchas maneras, hasta pueden ir en tren durante todo el día por solo 3 euros. Aunque viajes con tu perro no tienes por qué perderte la típica experiencia de ir en bicicleta por Ámsterdam.

De hecho, es muy frecuente verlos en los cestos de las bicis o incluso en los “bakfiets”, pensados especialmente para ellos. A una hora en coche encontramos Zoetermeer, allí descubriréis lagos, parques temáticos, canales y parques ideales para recorrer en bicicleta. Sin olvidar, una simpática granja museo donde enseñan la vida campestre, elaborar quesos y cuidar animales.

Tailandia, Asia
Destinos exóticos como Tailandia pueden ser una muy buena opción para descubrir en familia. Después del caos de Bangkok, donde las aglomeraciones puede que asusten a los niños, Tailandia ofrece mil atractivos, en el norte la selva misteriosa y, en el sur, islas y playas tropicales.

El Parque Nacional Thang Ang Thong es uno de los lugares más naturales de Tailandia y el mejor para el buceo y el snorkel. Representa a un grupo de islas ubicadas en el Golfo de Tailandia, cerca de la costa de Surattkhani.

A los peques les encantarán islas como Koh Samui, Koh Samet, Koh Pha-Ngan o Koh Phi Phi, en el Parque Nacional Marino de Ang Thong, porque son perfectas para jugar a sobrevivir como un náufrago. También, las islas frente al Parque Nacional Marino de las Islas Similan, donde pueden verse tiburones ballenas.

Tailandia es un lugar perfecto: playas, montañas, templos llamativos y animados mercados, descubrir la selva de verdad y los animales que viven en ella, elefantes, tigres y gibones. Su largo litoral y las islas selváticas fondeadas entre aguas de azul celeste, ofrecen una amplia oferta de actividades como surf en Koh Lipe, kiteboard en Hua Hin, o maravillarse de los acantilados en Krabi.

Las cascadas de Ouzoud son los saltos de agua más bellos de Marruecos. Con una altura total de 110 metros. Allí podemos ver a numerosos monos macacos beréberes.

Marruecos, África del Norte
Marruecos es un país tan profundo y misterioso como cercano, déjate llevar por este lugar que enamora por igual a adultos y niños. Posee suficientes atractivos para alimentar la imaginación de los más pequeños, aquí se sentirán como en un cuento de las Mil y Una Noches: paseos en camello por las magníficas dunas, dar de comer a los monos del Medio Atlas en las Cascadas de Ouzoud, noches de acampada alrededor de una hoguera, oasis escondidos entre las maravillosas dunas… Una explosión sensorial que suponen los zocos de Marrakech y Fez, los colores y olores que despiertan los sentidos. Además, toda la familia podrá deleitarse con el teatro callejero: encantadores de serpientes, pitonisas, adivinos, músicos, bailarines, cuenta cuentos, y mucho más.

La puerta de África como se conoce a Marruecos, es un lugar de una diversidad abrumadora. Un país que ofrece cordilleras legendarias, ciudades ancestrales, desiertos infinitos, frondosos jardines, costas escarpadas e increíbles cielos nocturnos…

El Reloj Astronómico de Praga puede mostrar la hora, la fecha, la posición de los cuerpos celestes, los ciclos astronómicos y las fiestas cristianas.

Praga, República Checa
Su gran belleza y patrimonio histórico la convierten en una de las veinte ciudades más visitadas del mundo. Algo tendrá que ver sus castillos, colinas, plazas y ríos que crean un ambiente medieval donde los más pequeños de la casa se sentirán como en un cuento de hadas. A esto se le añade el plus de que la zona centro es prácticamente peatonal y que ofrecen tarifas especiales para los menores en los transportes y en la entrada de museos, siendo incluso algunos gratis para los niños.

Por su tamaño y el número de construcciones expuestas, el Museo Lego de Praga es el más grande de toda Europa, ocupa una superficie de 340 m2 y expone más de 2.500 modelos originales. Además, Praga cuenta con un sinfín de propuestas para los peques, entre ellas parques infantiles como la Isla de los Niños (Detsky ostrov), la Alameda de Rieger (Riegrovy sady), el parque Gutovka en el barrio de Strasnice o el Jardín de los Kinsky (Zahrady Kinskych). Y más planes divertidos como la subida en funicular hasta el Mirador de Petrín o la visita al observatorio del Planetario (en el parque Stromovka).

Dentro del Parque Natural del Sudoeste Alentejano y la Costa Vicentina, se encuentra la playa de São Torpes. Un hermoso arenal de arena gruesa y olas espléndidas para surfear.

Alentejo, Portugal
Portugal ofrece infinidad de posibilidades para viajar en familia, es un país cercano e ideal para ir por libre. Esta región está situada debajo de Lisboa, y su capital, Évora, está catalogada Patrimonio Mundial por la UNESCO.

El Alentejo es un destino ideal para disfrutar todos juntos, es tranquilo, bonito, económico, se come bien y sus playas vírgenes son espectaculares. Además de sus campos de olivos, pueblos y ruinas romanas que os servirán para organizar muchas excursiones. Combina un patrimonio histórico, turismo rural, gastronomía y playas donde avisar delfines en libertad. Descubre en familia los itinerarios a pie y en bici de los diversos caminos señalados a lo largo de los 340 km que forman la Ruta Vicentina.

En Portalegre y Beja, o en las antiguas juderías (especialmente en Castelo de Vide) encontramos recuerdos del pasado, así como pueblos colgados en el tiempo como Monsaraz. Entre la desembocadura del río Sado y Zambujeira do Mar se encuentran las playas de Sao Torpes, Morgavel y Vale Figueiros, recomendables para visitar en familia.

El Kakadu ocupa casi 20.000 km2 y es el más grande de Australia. Además de su riqueza paisajística y de fauna autóctona, fue declarado Patrimonio de la Humanidad debido a la riqueza cultural que le aporta haber sido tierra de aborígenes desde hace 40.000 años.

Australia, Oceanía
El verdadero paraíso para las familias aventureras, Australia es un destino a tener en cuenta para los que juegan a convertirse en grandes exploradores. Permite disfrutar de la naturaleza a lo grande, con unas dimensiones únicas que convierten cada una de las actividades al aire libre en una aventura única e inolvidable: surf en Bondi Beach, buceo, outback, admirar La Gran Barrera de Coral, conocer de cerca un montón de animales que no suelen verse en el resto del mundo, como los canguros y los koalas. Descubrir nuevas culturas es lo más importante del viaje, un aprendizaje que abrirá el horizonte de los pequeños viajeros: las pinturas ancestrales del Parque Nacional de Uluru-Kata y los colores cambiantes del enigmático monolito, la cultura del Parque Nacional Kakadu o en la península de Cabo York.

Además de disfrutar en los parques de atracciones de la Gold Coast (Queensland): Infinity, el parque acuático Sea World y Warner Bros Movie.

Sanrio Puroland atrae a más de 1,5 mill. de visitantes al año. Allí se encuentran varios musicales, restaurantes y atracciones temáticas donde los peques de la casa lo pasarán en grande.

Tokio, Japón
Los niños quedan hechizados en Tokio, este paraíso plagado de paisajes urbanos de ciencia ficción llenos de neones y altísimos rascacielos. Los más pequeños alucinarán con la gran cantidad de artículos insólitos, la cultura pop o con los cosplayers, adolescentes que se visten como sus personajes preferidos de manga. Un lugar donde los pequeños disfrutan mucho es la casa de Hello Kitty en Sanrio Puroland, y en la estación Shinjuku para los aficionados a los trenes. Por otro lado, Shibuya y Harajuku están llenos de tiendas, restaurantes y galerías que tanto gustan a los adolescentes locales.

Los parques temáticos Tokyo DisneySea y Disneyland Tokyo serán una aventura familiar inolvidable. Sin deja de lado las vistas del observatorio de la Torre de Tokio desde donde se puede contemplar el monte Fuji cuando las condiciones meteorológicas lo permiten.