La Ruta de las Caras

Sin tener que salir de España, en el municipio de Buendía, en Cuenca, encontramos la llamada Ruta de las Caras, un conjunto de rostros formados por piedra caliza.

Muchas son las esculturas frontales, hieráticas, estáticas y alegóricas totalmente integradas en la roca arenisca, típica del Egipto Faraónico. Algunas de las caras reflejan lo que algunos denominan la sonrisa arcaica, usado por los artistas para otorgar a los rostros de un rasgo muy característico.

Entre muchas de esas caras de piedra, destacamos las siguientes:

Maitreya

El nombre de Maitreya deriva del sánscrito y significa “amistad, compasión, benevolencia”. También es un nombre que aparece en la espiritualidad budista para referirse al próximo Buda histórico.

Krishna

Tiene unas medidas de cuatro metros de alto por tres de ancho. Los adornos de la cabeza son plumas de pavo real. Según el hinduismo, Krishna es una de las muchas reencarnaciones del dios Visnú.

El Chamán

Es el guardián del bosque. Su expresión es como un espejo, reflejando el estado de ánimo de quien lo observa.

Y además de toda la colección de rostros humanos o ligeramente humanos que aluden a la filosofía oriental y otras, en esta ruta también hallaremos otras formas complejas, como son los cincelados en las rocas a una altura de entre uno y los ocho metros.