Hacer el Camino de Santiago

¿QUÉ ÉPOCA ES PERFECTA PARA REALIZAR EL CAMINO DE SANTIAGO?0
Los meses de verano son la mejor época para hacer la peregrinación a Santiago. Los albergues privados y los bares de los pueblos caminantes están abiertos, las oficinas de información y turismo también. Además el ambiente que se respira durante la ruta es como si se tratara de una fiesta. También es cierto que hacer el Camino de Santiago, especialmente el francés, tiene sus inconvenientes. Es en esta época cuando los termómetros alcanzan las mayores temperaturas, por lo que son necesarios los madrugones, y en algunas zonas se produce una especie de masificación que convierte la labor de encontrar plaza en un albergue en una lucha contra el crono. El que pretenda evitar aglomeraciones tiene la posibilidad de realizar otro Camino con total capacidad para abastecer las necesidades de los peregrinos.

¿DE QUÉ MANERA SE PUEDE HACER EL CAMINO DE SANTIAGO?
La Compostela se concede a aquellos peregrinos que hacen a pie (más de 100 kilómetros recorridos), a caballo (100 kilómetros) y en bicicleta (200).
Caminar tiene distintas ventajas, por eso es el medio favorito para la mayoría de peregrinos. Caminando no existen las prisas. El peregrino disfruta de tiempo para reflexionar mientras se deja ir hasta Santiago. Es la forma más sencilla para intercambiar experiencias, tanto con otros caminantes como con vecinos del lugar. Los caminantes disfrutan más de los paisajes.

FACTORES A TENER EN CUENTA A LA HORA DE HACER EL CAMINO DE SANTIAGO
Existen varios factores que determinarán la elección de los caminantes. El tiempo del que se dispone, la tranquilidad pretendida, conocer vías nuevas, las condiciones físicas, el cash. El punto de partida más común es Sarria, principalmente por dos razones complementarias: es el lugar mínimo desde el que se obtiene la compostela y la gente disfruta de poco tiempo libre. Sin embargo, cada vez son más los peregrinos que inician la aventura desde el otro lado de los Pirineos, por lo que completar su periplo hasta Santiago les lleva alrededor de un mes.