Durante la época invernal hay varios paraísos blancos donde acudir con amigos y familia a pasar unas estupendas vacaciones. Solemos optar por Andorra o España, pero no solo hay estupendas pistas para esquiar, un buen après-ski y un gran variedad de actividades en estos dos países, también en países como Austria podemos encontrar regiones alpinas donde disfrutar de nuestro deporte de invierno favorito.

Austria cuenta con más de 22.000 km de esquí por los que deslizarse a través de unos paisajes únicos y silenciosos. Además es el destino elegido por muchos esquiadores profesionales, que vienen a este país a entrenarse a sus pistas, debido a que cuentan con una gran preparación y bastante altura, condiciones ideales para practicar ski. ¡Vamos a conocer un poco más de los Alpes austríacos!

St. Anton am Arlber, la cuna del esquí
Una de las estaciones que debemos visitar sí o sí es St.Anton am Arlberg, considerada una de las mejores estaciones de esquí de toda Europa, y en la que encontramos la escuela más antigua y prestigiosa del mundo. Así que si quieres aprender de grandes profesionales no debes pasar por alto contratar alguna clase de esquí.

Zillertal, el mayor domino esquiable del Tirol
500 km de pistas, 200 remontes, 6 valles, 150 km de pistas de esquí de fondo, 16 pistas de trineo de hasta 10 km… ¿suena bien verdad? Zillertal, sin duda, es otra gran opción si acudes a esquiar a Austria. Además tendrás una gran cantidad de pueblos
alrededor donde acudir de compras, ir a una sauna a estirar tus piernas o pasar una noche agradable mirando a las estrellas. Entre todos los pueblos de alrededor , nosotros te aconsejamos Mayrhofen, ya que va a ser donde vas a encontrar más movimiento y actividades après-ski.

Innsbruck, la capital del Tirol
Tampoco te puedes ir sin visitar la capital del Tirol, Innsbruck, una ciudad- estación rodeada de pistas de ski y con gran fama, considerada la ciudad más grande de todos los Alpes. Con el forfait de Innsbruck podrás acudir a cualquiera de las 9 estaciones de esquí que tiene alrededor y si no quieres alojarte en pleno Inssbruck, podrás hacerlo en cualquiera de los pueblos rurales que tendrás en las cercanías.

Après- ski en Austria
En el caso de que tu prioridad sea que la estación de esquí de Austria tenga un buen aprèsski, te recomendamos Kitzhübel, además de Inssbruck o St. Anton am Arlberg. En Kitzhübel te encontrarás una ciudad preciosa, agradable y muy bien comunicada, podrás visitar su centro medieval o viajar en tren hasta Salzburgo o Innsbruck en cualquier momento. Además si pasas tus últimos días de Kitzhübel tendrás el aeropuerto de Munich muy cerca, algo que siempre es de agradecer.

Kirchberg es un pueblo-estación del Tirol cercano con gran encanto que merece la pena visitar. Contarás con actividades de todo tipo. Saunas gratis con el forfait, pistas de patinaje, curling… además del esquí de fondo, trineos…

Más información: http://www.austria.info