El Scoppio del Carro, en Florencia

La Semana Santa no es solo religión, ni siquiera en Italia, donde la Pascua es una de las celebraciones más significativas. Igual tiene algo que ver que dentro de su territorio se encuentre el Vaticano y la Santa Sede. Pero aún así, también es tiempo para tradiciones paganas, juegos infantiles, fuegos artificiales, cultura y comida.

En Florencia, la celebración más popular se vive el Domingo de Resurrección. Este festejo cuenta con casi mil años de historia, y se trata del «Scoppio del Carro», la Explosión del Carro, que recibe este nombre porque el protagonista del acto es precisamente un carro lleno de pirotecnia tirado por bueyes blancos, apodado cariñosamente por los florentinos como «el Brindellone».

En la plaza del Prado comienza el acto y continúan hasta llegar a la plaza del Duomol. Desde el interior de la catedral, se enciende un cohete en forma de paloma que se desplaza a lo largo de una cuerda hasta golpear el carro. Entonces empieza la fiesta: la paloma prende todos los fuegos artificiales, como representación del fuego sagrado.

La tradición dice que si el encendido resulta perfecto y la paloma vuelve hasta el altar sin dificultad a Florencia le espera un año positivo; de hecho esta fiesta ha atraído desde siempre una gran multitud de turistas.

Más información: http://www.italia.it/es/ideas-de-viaje/fe-y-espiritualidad/ los-lugares-de-la-semanasanta/ florencia-y-el-scoppio-del-carro.html