El Parque Nacional de Cabañeros

En Castilla-La Mancha podemos encontrar un escenario tan característico como perdido, similar al Serengueti, en África, pero se trata de Cabañeros, en Ciudad Real.

Interminables llanuras salpicadas de solitarias encinas donde se pasean grupos de ciervos, y buitres sobrevolando este Parque Nacional, declarado así en 1995.

Se trata de uno de los mejores ejemplos de bosque mediterráneo que existe, situado en los Monte de Toledo. Sin duda alguna, un lugar privilegiado para conocer de primera mano la conservación de la naturaleza y disfrutarla.

Esta Semana Santa el Ecolodge de Cabañeros es una buena opción para disfrutar en familia de este especio y de la enorme variedad de fauna que alberga, con algunas de las especies más amenazadas de España. Un destino ideal para desconectar de la rutina y adentrarse en este paraíso, con alojamientos rurales. Cuenta con cinco cabañas con cocina y baño, tres de las cuales están situadas en las copas de los árboles, toda una experiencia para los más pequeños de la casa.

La estancia se complementa con un amplio programa de actividades que incluye rutas en canoa en el cercano embalse de la Torre de Abraham, senderismo y rutas 4×4, que ayudarán a los más pequeños a aficionarse a la naturaleza y el aire libre.

Más información: http://www.visitcabaneros.es