Aunque mucha gente prefiere hacer viajes acompañado por su pareja, amigos o familiares, viajar solo es una muy buena opción para desconectar, conocer otros lugares, probar cosas diferentes, conocer gente nueva y por supuesto, también a uno mismo. 

España es uno de esos lugares que más recomiendan para disfrutar en soledad, ya que posee sitiostanto de playa, como de montaña, en los que se incluyen numerosas atracciones turísticas para todos los gustos. 

Uno de los lugares más recomendados para poder desconectar  sin salir de España son, las Islas Canarias. Cualquiera de ellas supone un ambiente diferente al de la península, pero sin salir del país, con una gastronomía propia y multitud de sitios para visitar.

Lo mismo sucede con las Islas Baleares. Un destino de desconexión y de playa, para pasar unos días rodeado de calas con encanto y donde se pueden realizar actividades acuáticas como, por ejemplo, snorkel. Aunque todas las islas tienen su atractivo, se recomienda visitar Formentera, conocida también como el Caribe español por sus aguas azules y cristalinas

Por otro lado, para aquellas personas que sean más de perderse en la naturaleza, Asturias es uno de los destinos clave para aquellos que quieran andar por bosques, realizar senderismo o escalada o admirar sus verdes paisajes. Asturias es la comunidad autónoma uniprovincial con más Reservas de la Biosfera en España, con un total de siete. 

Lo mismo sucede en Navarra, una zona rodeada de naturaleza y que cuenta con paisajes y atracciones turísticas muy propias. También se recomienda en Navarra visitar algunos de sus muchos pueblos, la mayoría de ellos conservan la arquitectura tradicional y envuelven en la magia de esta zona: Zugarramurdi, Elizondo, Olite, Ochagavía, Estella…

El País Vasco es uno de los lugares recomendados, para aquellos que no se decidan entre los paisajes de playa o de montaña. El País Vasco cuenta con numerosos Parques Naturales, una gastronomía propia que no deja indiferente, pueblos con mucho encanto por los que pasear, playas donde relajarse o practicar surf, lugares de interés histórico… lo tiene todo.

Aquellas personas que sean de Madrid o sus alrededores y crean que hay que salir de la comunidad para desconectar de la gran ciudad, deberían tomar nota de todas las zonas rurales que pertenecen a la Comunidad de Madrid y que son un muy buen destino para viajar solo y entrar en contacto con la naturaleza.

Castilla La Mancha. Las tierras por las que cabalgó Don Quijote son un destino ideal para desconectar, entrar en contacto con su patrimonio histórico, cultural y natural y hacer una ruta por los diferentes pueblos con el ambiente característico de Castilla.

Para aquellos que sean más del sur, no hace falta ni enumerar los diferentes atractivos que tienen las diferentes zonas del territorio andaluz. Sin dejar de visitar las playas de Cádiz, Almería o Málaga, hay que visitar las zonas céntricas de ciudades como Sevilla o Granada. Son recomendables todas y cada una de sus provincias, lo que convierte a Andalucía en uno de los destinos más completos para viajar solo.

Al mencionar un viaje a Cataluña, enseguida se viene a la mente la ciudad de Barcelona. Y no es para menos. En esta ciudad nunca hay tiempo suficiente para ver todos los monumentos y atractivos de los que dispone, por lo que es el destino ideal para aquel que viaje solo y busque entretenimiento cultural e histórico.

Lo mismo sucede en la Comunidad Valenciana. Aunque muchos tengan este destino como preferencia para viajar en familia o con amigos, visitar la capital o los muchos rincones de playa menos conocidos de los que dispone, puede ser muy buena opción para relajarse en solitario.