La pandemia ha azotado la región de Aragón, pero hay cinco singulares zonas estrechamente ligadas a su historia que no han registrado ni un solo caso de coronavirus, según los registros oficiales de la Consejería autonómica de Sanidad. Esas cinco zonas suman 75 pequeños núcleos de población.

Entre esas cinco zonas se cuentan varias de especial proyección turística. Una de ellas es la de Sos del Rey Católico. Otra, la de Mequinenza, municipio bañado por el embalse del mismo nombre, conocido también como Mar de Aragón. Es la mayor presa de toda la cuenca del Ebro, una de las mayores de España y centro de un dinámico turismo ligado a la pesca deportiva y a los deportes acuáticos.

Junto a las zonas de salud de Sos del Rey Católico y de Mequinenza, tampoco consta oficialmente ni un solo caso de coronavirus en las de Benabarre, perteneciente a la histórica comarca pirenaica de La Ribagorza (Huesca); la de Abiego, también en Huesca (Comarca del Somontano de Barbastro); y la de Báguena, en la comarca turolense del Jiloca.

En total, esas cinco zonas sanitarias suman 75 pequeños núcleos de población, agrupados en poco más de 20 municipios. En su conjunto, todos ellos suman unos 8.000 habitantes.

La zona de Sos del Rey Católico incluye, además de este municipio, los de Isuerre, Lobera de Onsella, Longás, Navardún, Los Pintanos, Undués de Lerda y Bagües. En ninguno de ellos consta oficialmente ningún caso de coronavirus. Tampoco en los municipios de la zona básica de salud de Benabarre, que abarca también a los municipios de Viacamp y Litera, Tolva, Sopeira, Puente de Montañana, Estopiñán del Castillo y Arén. Y lo mismo en la zona de Abiego, que además de esta localidad incluye a Adahuesca, Alquézar, Bierge y Colungo.

La zona sanitaria de Mequinenza abarca también a la localidad de Fayón. Y la de Báguena incluye, además de este municipio, los de Anento, Bea, Burbáguena, Cucalón, Ferreruela de Huerva, Lagueruela, Lanzuela y San Martín del Río.